Cerrar

Polaridad de los Aceites Esenciales

Polaridad de los Aceites Esenciales

La polaridad de los aceites esenciales es un tema importante de tratar. Después de conocer los aceites esenciales y sus propiedades, podemos centrarnos en este tema y descubrir como sacarles un mayor partido.

 

La carga energética o polaridad de los aceites esenciales.

Si nos vasamos en el principio de que todo en la vida está cargado de una polaridad energética podemos diferenciar dos energías, el Yin y el Yang.

  • Yang:  representa al fuego o la energía del sol, según los alquimistas. Se asocia al día y al calor. Es centripeta, cosmética y energética.
  • Yin: representa al Agua o la energía de la luna. Es centrifuga, expansiva, relajante. Induce a la relajación y al sueño.

Estas cargas energética que se atribuye a los distintos aceites procede de la energía vibracional y de su composición química.

Hay que tener en cuenta que la vibración del cuerpo humano también se ha medido y es de 62 a 68 MHz.
Si estas vibraciones se encuentran por debajo de 62 MHz  el cuerpo humano empieza a enfermar.
Los aceites esenciales ayudan al cuerpo humano a recuperar el nivel vibratorio correspondiente a la salud.

serenidad

 

Aceites esenciales Yang

Los aceites esenciales Yang son energéticos, vitalizantes, antiinfecciosos y bactericidas. En este grupo encontramos aceites esenciales como el Romero, Canela, Mirra o Pachuli.

 

Aceites esenciales Yin

Los aceites esenciales Yin son relajantes, sedantes, depurativos y bactericidas. Ejemplos de este tipo de aceite son la Lavanda, el Ylang-Ylang y la Rosa Extra

Cabe mencionar que existen aceites esenciales no definidos, es decir, que son tanto Yin como Yang. Entre es tos aceites podemos encontrar por ejemplos  el anís, la citronela el Hinojo o el Sol de oro.

 

Uso de los aceites esenciales según su polaridad

Según las terapias energéticas basadas en estos principios como la medicina china, tibenta y ayurvédica, las enfermedades y el malestar vienen causadas por un desequilibrio de estas energías.

La mejoría se consigue volviendo a tener un buen equilibrio entre Yin y Yang. La clave al utilizar estos aceites es que cuando hay demasiado Yin utilizaremos aceites Yang y viceversa.

Podemos notar el exceso de Yang cuando aparece el insomnio, nerviosismo pulso rápido o nos encontramos muy malhumorados.

En cambio un exceso de Yin nos lleva al miedo la somnolencia y la inactividad.

Tener en cuenta estas características de los aceites esenciales, hace que su utilización sea mucho más efectiva.

Deja tu comentario
Archivo del Blog
Close